¿Quién soy y por qué me dedico a esto?

Me llamo Raúl Martín y me dedico a la fotografía de bodas porque me encanta.

Nací en Béjar, y desde pequeño siempre me atrajo el mundo de la imagen, tanto, que prefería estar en el cuarto oscuro revelando, que haciendo ecuaciones en clase de matemáticas o grabando películas con los colegas del instituto, que asistiendo a las lecciones de inglés. Como unas cosas llevan a otras al final estudié Realización de Televisión en Madrid.

En 1996 y tras haber trabajado en varias televisiones y en un estudio de fotografía en Béjar decidí abrir mi propia empresa: Rm2vídeo, una productora dedicada a la producción audiovisual en Salamanca y Cáceres. Pronto comencé a realizar bodas, primero de vídeo y posteriormente de fotos, trabajos que fui compaginando con la creación de una televisión comarcal, colaboración con múltiples periódicos y revistas, trabajos para televisiones nacionales, elaboración de documentales…etc. Todos estos trabajos te obligan a reciclarte constantemente, una tarea que siempre he tenido como constante… mejoras en la utilización de programas de retoque y revelado como Photoshop y Lightroom , montaje de vídeo como Premiere y Final cut, incluso la titulación como operador de Steadicam en TVE.

En 2004 tras el cierre de la televisión comarcal decido volcar todos mis esfuerzos y mi trabajo en el mundo de las bodas. Creo Rm2imagen y me especializo en fotografía digital. Hago álbumes digitales diferentes, porque cada pareja de novios es diferente, me distancio de las típicas fotos, intento crear encuadres nuevos y evito los posados forzados y aburridos para los novios.

Mi filosofía, la forma en que yo concibo una boda, es la siguiente:

1º-Lo importante en una boda son los novios, ni el cura, ni el maitre, ni el de las flores, ni mucho menos el fotógrafo.

2º -Los novios tienen que disfrutar de la boda, es el día más importante de sus vidas, y el fotógrafo no se lo puede estropear. Es mejor hacer 100 fotos menos, que te recuerden toda la vida como el pesado del fotógrafo.

3º -Ante todo hay que ser educado, respetuoso y simpático (o al menos intentarlo).

4º -Las fotografías y la imágenes de vídeo tienen que ser naturales y que reflejen lo que realmente está sucediendo en la celebración. No hace falta crear cuentos de Hadas, las bodas ya son lo suficientemente bonitas por si solas.

5º -Una pareja relajada y disfrutando de las fotos que les están haciendo siempre queda mucho mejor que otros que se sienten agobiados (aunque sean mucho más guapos). Yo busco risas, caricias, complicidad, ternura, felicidad, amor… todos esos sentimientos que fluyen en una boda. La naturalidad surge siendo vosotros mismos y no colocándoos en una columna mirando al infinito.

6º -No se necesitan tener escenarios espectaculares para obtener un magnifico reportaje de boda, me reitero, lo importante sois los novios, no los monumentos que hay detrás. Con esto no quiero decir que no se hagan fotos en entornos bonitos, ni mucho menos, pero siempre centrados en la pareja que se casa, en sus familiares y acompañantes.

7º-Los protagonistas: los novios ¿pero solo la novia? NO, la chica, no podemos negar que siempre sale un poquito más que el chico. Pero hay compañer@s que parecen que se olvidan de él, ni mucho menos, sin el novio no habría boda y las novias no se pondrían tan guapas. Tampoco hay que olvidarse del resto de invitados, en especial los niños y los más mayores.

8º -Años de experiencia me dictan que hay que sumar siempre y con esto quiero decir que los recién casados los intento tranquilizar, aconsejar, ayudar en todo lo que este de mi mano… en resumidas cuentas, no poner problemas y si surgen solucionarlos.

9º -Desde que se empieza a hablar de boda todo es un gasto continuo de dinero, si, un dineral, para que nos vamos a engañar. Pero yo siempre aconsejo que se haga reportaje de foto y vídeo, en cualquiera de sus modalidades. Conozco todas las disculpas: no hay dinero, no me veo en el vídeo, con una cosa hay suficiente, un vídeo que le hicieron a mi primo es un tostón, me lo graba un vecino con una camarita, si esto se ve cuatro veces solamente…etc. y cientos de disculpas más, una por cada pareja de novios que luego se han arrepentido de no hacer los dos reportajes. “Hay Raúl que razón tenias” me dicen. Las fotos y el vídeo son para verlas meses después del evento y sobre todo para recordarlo años y años después. ¿A quién no le gustaría poder ver un vídeo o una película de Super8 de la boda de sus padres? Creo que esta pregunta lo responde todo.

10º -Con estos diez mandamientos (jaja) quiero decir que nunca he hecho, ni hago, ni haré lo que no me gustaría que hicieran en mi boda. Estos consejos los podéis aplicar contratándome a mí o a cualquier otro profesional.

¿Donde Trabajo?

En Béjar, Salamanca, Castilla y León, Extremadura, España, Europa, resto del mundo. Allá donde os caséis allí estaré yo, si vosotros queréis, claro está.

¿Cuanto Cobro?

Desde 800  a 1700 € el reportaje de Fotografía.

De 800 € en adelante el reportaje de Vídeo.

Preguntar mejor para que os pueda hacer un presupuesto personalizado con vuestras necesidades.

Y recordar que lo barato siempre sale caro y lo caro no siempre es lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>